Entrevista al Escritor Colombiano Antonio Mora VéleZ, Uno de los Pioneros de la Ciencia Ficción Latinoamericana. *

FotoMora

una versión en Inglés de esta entrevista se puede encontrar aquí

Con motivo de la publicación de su poemario “The Riders of Remembrance”(Alfa Eridiani). Amazing Stories aprovecha la oportunidad para entrevistar a Antonio Mora Vélez.

Amazing Stories: ¿Por qué has escogido la poesía para tratar la ciencia-ficción?

Antonio Mora Vélez: Yo creo que fue la poesía la que me escogió a mí porque no fue deliberada esa elección, surgió al leer un libro de divulgación científica en el cual el autor –un Físico- utilizaba palabras poéticas como “malla espumosa” para señalar al espacio que se curva según la teoría de la relatividad. Y con los nombres que los mismos físicos les han dado a los diferentes quarks conocidos. Entonces comprendí que se podía traducir el lenguaje científico al poético y eso es justamente lo que hago en mis poemas cósmicos. Como cuando le digo al neutrino “nauta silente que atraviesas pétalos y rocas sin alterar su sueño”. O califico al planeta Júpiter como “Sol arrepentido/ inmenso dragón acobardado”. En un conversatorio que sostuve hace pocos días en el Planetario de Bogotá, el astrónomo Germán Puerta, director científico del mismo, resaltó esta particularidad de mi poesía cósmica.

AS: Muchos de tus relatos tratan el tema del contacto con seres de otros planetas, quizá como metáfora del contacto entre culturas diferentes. Encontramos los mismos temas en los poema? ¿Qué temas de ciencia-ficción tocan los poemas de este libro? Y en general ¿acerca de que tratan?

AMV: En los poemas que denomino míticos viajo al pasado de los mitos y las religiones para darles una interpretación diferente, para imaginar una versión más acorde con la ciencia moderna. Mi poema El fuego de los dioses lo explica: “Refugiado en lo más íntimo del tiempo/ Allí donde la historia y el prejuicio/ ocultan con el lenguaje cabalístico/ el pasado de la especie/ estás tú/ Zarza ardiente/ Estrella flamígera/ Corazón en llamas/ simbolizando la razón cósmica/ que hoy alimenta la reflexión del arte”. Se trata de ver en ese lenguaje de los mitos una realidad que se ha mantenido oculta hasta hoy y que, como se ha dicho recientemente, puede voltear patas arriba toda la ideología que se ha armado con ese pasado de alienígenas que nos visitaron y que son visibles a ojos del observador de ciencia ficción en lecturas tales como El Ramayana, en donde en la guerra de esa historia, ocurrida tres mil años antes de nuestra era, aparecen pistolas de rayos láser y naves de fuego que surcan el espacio.

En los poemas apocalípticos trato el tema del futuro de la especie humana con las advertencias que la ciencia-ficción hace para tratar de evitar su desaparición. También figuran en el libro poemas llamados por mí antrópicos porque son homenajes que hago a personajes de la historia que algo han tenido que ver con la interpretación y conquista del cosmos.

AS: ¿Que formato tienen los poemas? (son poemas muy cortos o largos, con rima especial?)

AMV: Con pocas excepciones son poemas cortos. Más que narrar o explicar los hechos que les dan origen, intentan producir TheRidersasombro e inquietudes en el lector y para eso bastan pocos versos.

AS: La poesía en ciencia-ficción es muy minoritaria ¿Conoces otros poetas en castellano o en inglés que traten temas de ciencia-ficción? ¿Cuáles son tus autores favoritos?

AMV: El hecho de no existir la categoría de poesía en los premios Hugo y Nébula nos dice que no hay muchos escritores de poesía de ciencia-ficción en el mundo. En castellano sé que la cubana Daina Chaviano ha escrito varios poemas lo mismo que el colombo-mejicano René Rebetez. Yo he escrito tres libros de poesía de CF, dos impresos y uno digital, los cuales les sirvieron de fuente a José Luis Hereyra para hacer la traducción al inglés de los poemas que a él le gustaron, los que según su opinión tenían mejores posibilidades de agradar al lector anglosajón por la belleza del lenguaje, el ritmo del poema y el carácter breve para decir las cosas que es propio del idioma inglés.

Mis autores favoritos en el campo de la ciencia-ficción son Ray Bradbury e Isaac Asimov. En la llamada “main stream” o corriente principal de la literatura, mis favoritos son Paul Auster, Orham Pamuk y Haruki Murakami. Y los colombianos: Gabriel García Márquez y Germán Espinosa.

AS: ¿Tienes publicadas obras anteriores? ¿Estás escribiendo algo ahora?

AMV: Yo soy el escritor colombiano que más libros de ciencia-ficción ha publicado. Llevo ya siete libros de cuentos, dos novelas, tres poemarios y un fascículo de artículos y ensayos. Títulos: Glitza, El juicio de los dioses, Lorna es una mujer, Helados cibernéticos, La duda de un ángel, Lina es el nombre del azar, Atlán y Erva, Los nuevos iniciados, Zywia o el Cuatro Nivel (Digital en Amazing) Los caminantes del cielo, El fuego de los dioses, Los jinetes del recuerdo (digital en Axxon) y Ciencia-ficción: el humanismo de hoy. Trabajo en la revisión de la novela que la editorial Collage Editores de Bogotá va a editar para la Feria Internacional del Libro de Bogotá y que he titulado Viaje al Universo vecino. He publicado también en la línea del realismo la novela A la hora de las golondrinas, el libro de cuentos La gordita del Tropicana y el libro de artículos de prensa y ensayos titulado La estrategia de la solidaridad. En abril del año entrante la Editorial de la Universidad Cecar publicará el libro Antonio Mora Vélez: una trayectoria literaria, con una selección de ensayos y entrevistas sobre mi obra y varios ensayos míos escogidos sobre autores de ciencia-ficción.

*Esta entrevista ha sido un trabajo en conjunto entre José Joaquín Ramos de Alfa Eridiano, Ricardo Manzanaro y Tanya Tynjälä

Sobre el autor: Antonio Mora Vélez (1942) es un escritor, gestor cultural, periodista de opinión y profesor universitario colombiano. Considerado uno de los padres de la ciencia ficción colombiana. Ha publicado , entre otros, los libros de cuentos “Glitza” (Ediciones Alcaraván, Bogotá, 1979) “El juicio de los dioses” (Casa de la Cultura, Montería, 1982), “Lorna es una mujer” (Centro Colombo Americano, Bogotá, 1986) “Lorna is a woman” (Colombian Cultural Center, New Delhi, 1990) y “La Duda de un Ángel” (Ediciones e-books de CECAR, 2000) siendo éste el primer libro electrónico que se edita en Colombia. Ha publicado también el libro de ensayos “Ciencia Ficción: el humanismo de hoy” (CECAR, Sincelejo, 1996) que fue reproducido en Méjico y los poemarios “Los caminantes del cielo” (CECAR, Sincelejo, 1999) y “El fuego de los dioses” (Ediciones CECAR, Sincelejo, 2001). Ha sido antologado varias veces. En la antología nacional “Contemporáneos del porvenir: Primera Antología de la Ciencia Ficción Colombiana” (Bogotá, 2000) el antologista René Rebetez le reconoce su condición de precursor de la ciencia ficción colombiana. Ha ganado varios premios de literatura y su nombre figura en “The Encyclopedia of Science Fiction” de John Clute y Peter Nicholls (New York, 1995, página 696). Sus cuentos y poemas han sido traducidos y publicados en revistas impresas y electrónicas y en suplementos literarios, nacionales y del exterior. Su libro “Los caminantes del cielo” ha sido editado por la revista electrónica AXXON de Argentina en español Alfa Eridiani de España ha publicado en inglés su poemario The Riders of Remembrance.

Related Posts

Reseña de Libro: La Duda de un Ángel de Antonio Mora Vélez

Reseña de Libro: La Duda de un Ángel de Antonio Mora Vélez

Novedades de Enero

Novedades de Enero

Novedades de Diciembre en Hispanoamérica

Novedades de Diciembre en Hispanoamérica

Leave a Reply